Si se puede prever o predecir se puede preactuar

Odoo • Imagen y texto

¿Prevención de Riesgos Laborales?

Es el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de la actividad de una empresa con el fin de evitar o en su caso disminuir los riesgos derivados del trabajo. Recoge y se ocupa de 4 especialidades técnicas, como son la Seguridad en el trabajo, la Higiene industrial, la ergonomía y psicosociología y la vigilancia o medicina de la salud.

Es la Ley 31/1995 de 8 de noviembre quien obliga a todas las empresas con trabajadores por cuenta ajena a constituir un sistema de prevención de riesgos laborales en su negocio que ayude a proteger a todos los trabajadores. 

Especialidades preventivas

Seguridad en el trabajo

Técnica preventiva consistente en la identificación, evaluación y control de los factores de riesgos en los centros de trabajo y sus instalaciones, en las maquinas y equipos de trabajo, en los procesos y productos, y que persigue señalar las medidas colectivas y/o individuales para su prevención con el objeto de eliminar o disminuir los accidentes de trabajo.

Higiene industrial

Técnica preventiva consistente en la identificación, evaluación y control de los factores de riesgos en los centros de trabajo y sus instalaciones, en las maquinas y equipos de trabajo, en los procesos y productos, y que persigue señalar las medidas colectivas y/o individuales para su prevención con el objeto de eliminar o disminuir los accidentes de trabajo.

Ergonomía y Psicosociología Aplicada

Técnica preventiva consistente en la identificación, evaluación y control de los factores de riesgos en los centros de trabajo y sus instalaciones, en las maquinas y equipos de trabajo, en los procesos y productos, y que persigue señalar las medidas colectivas y/o individuales para su prevención con el objeto de eliminar o disminuir los accidentes de trabajo.

Seguridad en el trabajo

Técnica preventiva consistente en la identificación, evaluación y control de los factores de riesgos en los centros de trabajo y sus instalaciones, en las maquinas y equipos de trabajo, en los procesos y productos, y que persigue señalar las medidas colectivas y/o individuales para su prevención con el objeto de eliminar o disminuir los accidentes de trabajo.

¿Por qué invertir en Prevención de riesgos laborales?

Odoo - Prueba 1 a tres columnas

Por deber moral

Porque es moralmente inaceptable que un trabajador sufra un daño por no hacer en su momento lo que era razonable haber hecho.

Odoo - Prueba 1 a tres columnas

Por responsabilidad social

Porque es inaceptable que la comercialización de un bien o servicio sea a costa de la salud de sus trabajadores (OIT 1986).

Odoo - Prueba 1 a tres columnas

Por obligación legal

Porque de entre las obligaciones de todo empresario destaca la de velar por la seguridad y salud de sus trabajadores, constituyendo un sistema de gestión de la prevención eficaz.

Odoo - Prueba 1 a tres columnas

Por conveniencia económica

Porque cualquier accidente incide directamente sobre el patrimonio y los recursos de la empresa, alterando la normalidad de los procesos, aumentando los costes operacionales y disminuyendo la productividad.

Odoo - Prueba 1 a tres columnas

Por ventaja competitiva

Porque PRE actuando sobre las causas que generan los accidentes, no sólo se mejora la seguridad y salud de los trabajadores, sino que se mejoran los procesos y sistemas y con ello, el clima laboral.

Odoo - Prueba 1 a tres columnas

Porque estaremos a tu lado

Por que si lo necesita, todo nuestro experimentado equipo estará a su lado para ayudarle con todas tus obligaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

Preguntas frecuentes

Es el conjunto de actividades o medidas adoptadas o previstas en todas las fases de actividad de la empresa con el fin de evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo.

Sí, entendiendo por empresa la que tiene al menos un trabajador por cuenta ajena o asalariado, con independencia del tamaño de la empresa, de la actividad que desarrolle o de los riesgos que genere.

Promover la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de riesgos derivados del trabajo.

Para eliminar los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Para trabajar en condiciones seguras. Para cumplir con las normas vigentes y evitar sanciones. Para mejorar la gestión de la empresa. Para mejorar la satisfacción de los trabajadores y la motivación, aumentando así la productividad y los beneficios de la empresa.

La normativa sobre Prevención de Riesgos Laborales está constituida por la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales (modificada por la Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de reforma del marco normativo de la prevención de riesgos laborales), y demás disposiciones legales o reglamentarias que desarrollan y complementan los principios contenidos en dicha Ley (organización técnica en prevención, relativas a lugares de trabajo, utilización de equipos de trabajo- máquinas, herramientas e instalaciones, utilización de equipos de protección individual, manejo manual de cargas, puestos de trabajo con pantallas de visualización de datos, exposición a agentes químicos cancerígenos, exposición a agentes biológicos, señalización de seguridad, obras de construcción, etc.).

La Ley establece que el deber de protección de los trabajadores frente a los riesgos laborales es del empresario, el cuál debe garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los aspectos relacionados con el trabajo. Para ello, el empresario debe adoptar cuantas medidas sean necesarias, desarrollar una acción permanente y cumplir las obligaciones establecidas en la normativa sobre prevención de riesgos laborales.

Las obligaciones vienen definidas en los artículos 14 y 15 de la Ley 31/1995. El empresario debe proteger la seguridad y salud de sus trabajadores, con todos los medios a su alcance y en todos los aspectos relacionados con el trabajo y, de manera específica, cumpliendo con las obligaciones que se recogen expresamente en la normativa de prevención. Estas obligaciones se encaminan a conocer los riesgos de su empresa, conocer como estos pueden afectar o están afectando al trabajador y, en consecuencia, planificar y establecer las medidas para evitar o minimizar los riesgos, facilitando al trabajador la información, formación, los medios adecuados y propiciando su participación.

El incumplimiento de las obligaciones de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales puede dar lugar a responsabilidades:

  • Administrativas: cuya función es la defensa del interés general. Civiles: cuya función es indemnizar el daño sufrido por el trabajador.

  • Penales: para proteger un bien jurídico básico; en nuestro caso, la vida, la salud y la integridad del trabajador.

  • Seguridad Social: mejorar las prestaciones a quienes no debieron sufrir un accidente o enfermedad profesional.

Las opciones que tiene el empresario de constituir en la empresa un sistema de gestión de la prevención que proteja a sus trabajadores son dos; la primera, concertándolo con un Servicio de Prevención Ajeno y la segunda asumiéndolo personalmente o mediante un trabajador. Esta segunda opción podrá ser viable siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

Que la actividad de la empresa no esté recogida en un listado de actividades de cierta peligrosidad.

Que la empresa no tenga más de 10 trabajadores (25 si disponen de un único centro de trabajo)

Que el empresario o trabajador designado desarrolle de forma habitual su actividad en el centro de trabajo.

Que tenga la capacidad suficiente (como mínimo curso básico de 30 horas).

Que tenga concertada la vigilancia de la salud con un Servicio de Prevención.

Realizar una auditoría externa. Se podrá solicitar a la Autoridad Laboral su exención, informándole entre otros de los principales riesgos, así como de las medidas adoptadas, cuya implantación la Inspección de Trabajo podrá comprobar.

La opción de asumirlo personalmente conllevará la realización de una auditoría externa, cuya exención se podrá solicitar a la Autoridad Laboral, informándole de los principales riesgos de la empresa, así como de las medidas adoptadas, cuya implantación la Inspección de Trabajo podrá comprobar.

Si finalmente se opta por asumirlo personalmente, se aconseja comunicarlo al seguro de responsabilidad civil para que amplíe la cobertura, aunque esto pudiera conllevar un aumento de la prima. Recordar que las responsabilidades administrativas y penales, así como los recargos a la Seguridad Social, no pueden en ningún caso asegurarse